Wikia

Scratchpad

Cien Pies

Discuss this page0
167,994pages on
this wiki

Criatura Cien Pies. Criatura de 100 pies de largo, carente de extremidades. Los adrios creian que estaba formado por el Suspiro Divino de Dios al tocar la frente de Madre Vaca durante el Parpadeo Infinito de Dios. Transportó a Anastasia hasta la Tierra de Nod, y una vez allí, se convirtió en cienpies perdiendo sus 100 pies de largo y ganando lo mismo en pies.


El Cuarto Sueño del Cien Pies

La nube voló sobre las olas de arena, como rayo voló, como vibración, luz o sonido. Se volvió piedra, cayendo sobre el enorme Desierto de Ahab. Las Costillas de Dios temblaron por el impacto. Crugió la tierra, se detuvo la transformación que había sufrido durante toda su existencia, la Tierra se volvió Tierra de Nod, aunque Nod no había nacido. Las entrañas pétreas se licuaron, brotando ríos sobre toda su superficie. Y la nube fue piedra, y la piedra fue río, y el río se hizo mar, y el mar se colmó de peces, y los peces salieron a la playa, y las playas se llenaron de gente, y la gente construyó castillos, y los castillos entraron en guerra, y la guerra duró mil años, y los años trajeron pobreza, y los pobres se rebelaron, y la rebelión se llenó de gloria, y la gloria se volvió soberbia, y la soberbia gobernó este mundo, y el mundo cayó en desgracia, y la desgracia trajo la muerte, y la muerte se llevó a los vivos, y los vivos desaparecieron. Este es el mundo del muerto, el mundo gris de los sin vida, sin vida gris de los no vivos.

El Cien Pies de cien pies de largo paró su marcha al atardecer, se ocultó el sol detrás del desierto y llegó la luna. La luna trepó al cielo y lo estrelló. Tantas estrellas se volvió la luna que se inició un diluvio de cometas sobre la faz de la tierra. Al chocar, cada una, se hacía instante en el tiempo. Así nacieron los segundos, los minutos, las horas, los días, los meses, los años, los siglos, los milenios y toda clase de divisiones temporales.

Uno de esos días tomó conciencia de sí mismo, se dijo "epa, soy un día". Este día con conciencia propia deambuló entre los demás días que no eran concienctes de su existencia ni de la de ellos mismos. Hasta que se topó con un par de días que estaban en su misma situación. Así, poco a poco, varios días se fueron juntando hasta formar el primer Mes con conciencia propia.

Este primer mes conciente de sí mismo se autofecundó y dio a luz a un segundo mes, y a un tercero, y a un cuarto, así hasta los cinco años, todos concientes de sí.

Estos primeros cinco años fueron los mejores, ellos inventaron la rueda y el fuego. Los siguientes cinco años no fueron tan buenos, el fuego quemó la rueda porque todavía no se había inventado la manera de apagarlo.

Pasaron los años, y los Años se hicieron Siglos. El último de estos Siglos trepó al cielo y se dejó caer sobre la tierra, estallando en miles segundos que fueron el origen de todas las semillas que habitan la tierra. Y las semillas se hicieron árboles, y los árboles se llenaron de flores, y las flores perdieron sus pétalos, y los pétalos se volvieron sangre, y la sangre se hizo gente, y la gente llenó el bosque, y el bosque se volvió ciudad, y la ciudad se brotó de fábricas, y las fábricas la llenaron de humo, y el humo contaminó los huesos, y los huesos dejaron la carne, y la carne se deshuesó: este es el origen del galeto deshuesado.

El Cien Pies se acurrucó en un sobaco de una brazo de un cuerpo de una mujer de verdad. Caminó por la piel ennegrecida de Anastasia, mujer de poco entendimiento. Sus cosquillas la hicieron feliz, pero esta felicidad, como todas las felicidades producidas de esta manera, no dura ni quiere durar. Entonces, fue Anastasia a caminar por allí, mirando el paisaje de sus ensoñaciones. Porque Anstasia dormía desde que nació, madre de la madre de todos, mujer de femeninas actitudes, hembra en celo, mordisco en la boca que sangra, intensión de establecer contacto con lo cierto, certidumbre, espera e impaciencia.

Anastasia calumnió a toda la Creación y fue castigada. Se la condenó a ser encadenada, ceñidamente, al tronco de un joven roble. El Tiempo, ya nacido hacía tiempo, se encargó de hacer crecer el tronco de aquel árbol, esto ceñía aún más a Anastasia, que terminó siendo cortada en dos por las cadenas que la atrapaban.

Fue el Cien Pies el que unió ambas partes y la volvió de nuevo una. Para salvarla de la Ira de la Ira de Dios. La transportó a la Tierra de Nod, aunque Nod todavía no nacía.

Vease así mismo

Around Wikia’s network

Random wikia