Fandom

Scratchpad

Mis comedias

216,081pages on
this wiki
Add New Page
Discuss this page0 Share

Ad blocker interference detected!


Wikia is a free-to-use site that makes money from advertising. We have a modified experience for viewers using ad blockers

Wikia is not accessible if you’ve made further modifications. Remove the custom ad blocker rule(s) and the page will load as expected.

Welcome to the Mis comedias mini wiki at Scratchpad!

You can use the box below to create new pages for this mini-wiki. Make sure you type [[Category:Mis comedias]] on the page before you save it to make it part of the Mis comedias wiki (preload can be enabled to automate this task, by clicking this link and saving that page. Afterwards, you may need to purge this page, if you still see this message).

El hospital

[Escena: Apto. T&J. Tom y Julia está viendo la televisión cuando Lucy llega.]

‘‘‘Tom:’’’ Hola, Lucy, ¿cómo estás? ‘‘‘Lucy:’’’ Pésimo. ‘‘‘Tom:’’’ ¿Por qué, qué pasó? ‘‘‘Lucy:’’’ Mis padres se separaron. ‘‘‘Tom:’’’ Oh, por Dios. ‘‘‘Tom:’’’ Lucy, lo siento tanto. ‘‘‘Tom:’’’ Tranquila, tal vez no es tan malo como parece. ‘‘‘Lucy:’’’ El viernes firman los papeles de divorcio. ‘‘‘Tom:’’’ Uh, sí es tan malo como parece.

[Escena: Apto A&J. Josh lee el periódico cuando empieza a escuchar sonidos provenientes de la habitación de Adam.]

‘‘‘Adam:’’’ ¡Uiji! ¡Iuju! ¡Iupi!... ¡Aaayy! (Josh se levanta y abre rápidamente la habitación de Adam) ‘‘‘Josh:’’’ ¿Lo ves, Adam? Por eso mamá y papá nos decían que nunca saltemos en la cama.

[Escena: El hospital. Adam está en la cama con un brazo enyesado charlando con sus padres y con Josh.]

‘‘‘Adam:’’’ De veras aprecio su preocupación. ‘‘‘Gloria:’’’ Oh, está bien. Me haces acordar cuando eras pequeño e indefenso. Eras tan inocente… Recuerdo que una vez era el cumpleaños de Josh y tú estabas celoso de la atención que le dábamos. Te apretaste los testículos tan fuerte… que casi tuvimos que traerte al hospital. ‘‘‘Adam:’’’ Sabes, por alguna razón, con el pasar de los años, se me ha hecho más fácil vivir sin ti. ‘‘‘Henry:’’’ Espero que te recuperes pronto, hijo. Y tal vez cuándo te recuperes podemos ir al auto cinema como querías. ‘‘‘Adam:’’’ Yo quería eso cuando tenía 8 años… (Lucy entra) ‘‘‘Lucy:’’’ Hola. ‘‘‘Henry:’’’ Ah, hola, Lucy. ‘‘‘Gloria:’’’ Hola, querida. ‘‘‘Henry:’’’ Oye, me enteré lo de tus padres, y debo decir que no estoy sorprendido. Especialmente luego de ese incidente en Hawai. ‘‘‘Lucy:’’’ ¿Cuál incidente en Hawai? ‘‘‘Henry:’’’ Eh… no, ninguno… tal vez fui yo… ¿No quieres ir a tomar un refresco? Toma, yo pago, ve, ve… (Henry lleva a Lucy a la salida) ‘‘‘Henry:’’’ Puff… estuvo cerca. ‘‘‘Josh:’’’ Con permiso, creo que yo también voy a tomar algo. ‘‘‘Adam:’’’ Está bien. (Josh se va de la habitación y Jake y Linda entran al mismo tiempo.) ‘‘‘Josh:’’’ Hola, chicos. ‘‘‘Jake:’’’ Hola. ‘‘‘Linda:’’’ Hola, Josh. ‘‘‘Adam:’’’ ¡Chicos, gracias por venir! ‘‘‘Linda:’’’ De nada, aunque estamos aquí desde hace algunas horas porque Jake no fue al baño en toda nuestra luna de miel. ‘‘‘Jake:’’’ Gracias por compartir nuestra vida privada, Linda… no me incomoda en lo absoluto. (Una enfermera entra a la habitación) ‘‘‘Enfermera:’’’ Bien, Adam, vamos a tomarte la presión y la temperatura… ‘‘‘Gloria:’’’ Con permiso, vamos a dejarlos a solas. (Henry y Gloria se retiran de la habitación) ‘‘‘Enfermera:’’’ Ah… vaya… ‘‘‘Adam:’’’ ¿Qué pasa? ‘‘‘Enfermera:’’’ Bueno, verás, la enfermera en jefe nos tiene a mí y a otras enfermeras con los pelos de punta. Nos quita las cartas que las personas nos envían para agradecernos por nuestro cuidado hacia ellos alegando que “no debemos mezclar la vida personal con la profesional”. Siempre nos está molestando, pero lo que de veras me molesta es que nos quite esas cartas que los pacientes nos escriben con tanto amor. Ojalá hubiera alguna forma de recuperarlas… ‘‘‘Linda:’’’ ¡Yo las traigo! ‘‘‘Enfermera:’’’ ¿Qué? ‘‘‘Jake:’’’ ¿QUÉ? ‘‘‘Linda:’’’ Vamos, es por una buena causa. Nos vamos a divertir mucho buscándolas. ‘‘‘Jake:’’’ ¿Qué? ¿Nos vamos a divertir? Ah, ¿puedo hablar contigo un momento? ‘‘‘Linda:’’’ Está bien. (Los dos salen de la habitación) ‘‘‘Jake:’’’ Escucha, no me voy a arriesgar para alguien que no conozco. Además, Dios sabe cuando los laxantes van a hacer efecto. ‘‘‘Linda:’’’ Pero es para una buena causa. Estas pobres enfermeras cuidan bien a sus pacientes y así les pagan. Tenemos que recuperar esas cartas para ellas. ‘‘‘Jake:’’’ No, no me vas a convencer. Vas a entrar ahí y le vas a decir a esa mujer que no podemos ayudarla. ‘‘‘Linda:’’’ Aah… está bien… (Los dos vuelven a entrar a la habitación) ‘‘‘Linda:’’’ Eh… disculpe, señorita… ‘‘‘Enfermera:’’’ Laura Geller. ‘‘‘Linda:’’’ Linda Geller. Escuche, no vamos a poder ayudarla. Lo siento mucho. Laura. Pero es que yo y las otras enfermeras deseamos recuperar esas cartas. Hasta les pagaremos. ¿12 dólares la hora está bien? ‘‘‘Jake:’’’ ¿12 dólares? ¿Sabe cuánto me pagan en mi trabajo? La mitad, ¿cuándo empiezo? ‘‘‘Linda:’’’ ¡Fantástico! Vengan conmigo, hablaremos con las otras enfermeras. (Linda, Laura y Jake salen de la habitación) ‘‘‘Lucy:’’’ Me pregunto como Jake y Linda podrían ayudar a las enfermeras. En fin… Oh, lo olvidé. Te traje algo de fruta, Adam. (Lucy abre una bolsa que tiene en la mano) ‘‘‘Adam:’’’ Ay, qué dulce. ‘‘‘Lucy:’’’ ¿Te gustaría comer un poco? ‘‘‘Adam:’’’ Claro. ¿Qué tal un poco de banana? ‘‘‘Lucy:’’’ Seguro. (Lucy pela una banana y se la acerca a Adam, quien la muerde.) ‘‘‘Adam:’’’ Uumm… está deli… Arrg… Umm… ‘‘‘Lucy:’’’ ¿Qué te pasa? ‘‘‘Adam:’’’ Arrg… ‘‘‘Lucy:’’’ Oh, por Dios, te estás ahogando… Está bien, tranquilo. (Lucy se acerca a Adam cuando Julia entra a la habitación) ‘‘‘Tom:’’’ Adam, ¿cómo…? ¡Ah! (Se dirige rápidamente hacia la puerta) ¡Disculpen, no quería molestar! ¡Perdón!... (Sale de la habitación) Lucy (alejándose de Adam): ¿Qué? ¿Julia? Ay, no… ¡Espera, Julia, no molestabas, NO MOLESTABAS! ‘‘‘Adam:’’’ Ah, ya pasó. ‘‘‘Lucy:’’’ Ahí tienes, tonto. ‘‘‘Adam:’’’ ¿Ahí tengo qué? ‘‘‘Lucy:’’’ Julia entró y pensó que nos estábamos besando. ¡Dios, qué vergüenza! ‘‘‘Adam:’’’ Vaya… te ves bastante ofendida por eso. ¿Acaso no soy lo suficientemente bueno para ti? ‘‘‘Lucy:’’’ No vamos a volver a tener esta conversación.

[Escena: El pasillo. Josh y Julia están charlando.]

‘‘‘Josh:’’’ ¿Lucy y Adam? ¿Besándose? ‘‘‘Tom:’’’ Créeme, Josh, eso es lo único que podían estar haciendo. ‘‘‘Josh:’’’ No lo entiendo, Adam se quiebra un brazo y de repente Lucy está muerta por él. Si lo hubiera sabido, yo estaría ocupando esa habitación… En fin, gracias por dejarme probar esa torta para Adam. ‘‘‘Tom:’’’ Yo no te dejé probarla. ‘‘‘Josh:’’’ Está bien, pero digamos que sí. ‘‘‘Tom:’’’ Ah… Oye, eh… Hablando de la torta, ¿de casualidad no encontraste un curita en ella? ‘‘‘Josh:’’’ ¡Ay, no!... ¿No era un albaricoque?

[Escena: Una pequeña habitación. Jake y Linda está hablando con Laura y otras tres enfermeras.]

‘‘‘Jake:’’’ ¿Podría estar esto más apretado? ‘‘‘Laura:’’’ Lo siento, pero aquí es el único lugar en donde la enfermera en jefe no nos va a encontrar. Enfermera 1: Por favor, tienen que traernos esas cartas. ¡No vamos a permitir que esa mujer siga abusando de nosotros! Enfermera 2: ¡Sí! ‘‘‘Linda:’’’ ¿Cómo es la mujer esta? Enfermera 3: Les traje una foto de ella. (La mujer le alcanza a Linda una foto) ‘‘‘Jake:’’’ ¿Eso es una mujer? ‘‘‘Linda:’’’ Vaya, ¿cómo se llama esta cosa? ¿”Paraíso De Botox”? ‘‘‘Jake:’’’ Déjenlo todo en nuestras manos, señoritas. ‘‘‘Linda:’’’ Vaya, ahora sí te ves con ganas de ayudar. Jake (susurrando a Linda): Son 12 dólares la hora, Linda, 12 dólares.

[Escena: La habitación de Adam. Sus padres se están despidiendo de él.]

‘‘‘Gloria:’’’ Bueno, hijo, nos tenemos que ir. Apenas llega el atardecer, tu padre no puede conducir. ‘‘‘Henry:’’’ La última vez atropellé la estatua de una iglesia. Los periódicos dijeron que fue un crimen de odio. ‘‘‘Gloria:’’’ Bueno, nos vemos, Adam. Adam. Adiós, papá. Adiós, mamá. (Los padres de Adam se retiran de la habitación) ‘‘‘Lucy:’’’ ¿Te gustó esta visita de tus padres, Adam? ‘‘‘Adam:’’’ Digámoslo así: estoy así de cerca de apretarme los testículos.

[Escena: Un vestíbulo. Jake y Linda están vigilando a la enfermera en jefe.]

‘‘‘Linda:’’’ Muy bien, ¿y ahora qué hacemos? ‘‘‘Jake:’’’ Hmm… ah, tengo una idea. No puede fallar.

[Escena: El pasillo. Un policía persigue a Jake y Linda.]

Policía: ¡Vengan aquí! Doctor: ¿Qué pasa? Policía: Intentaron agredir a la enfermera en jefe. ‘‘‘Linda:’’’ “No puede fallar”… ‘‘‘Jake:’’’ Oye, ¿y yo qué sabía que esa marimacho grita tan fuerte?

[Escena: Josh sale de los baños del hospital y se encuentra con Julia.]

‘‘‘Josh:’’’ Oye, Julia, ¿cuándo viene Tom? ‘‘‘Tom:’’’ No debe tardar, ya debe estar saliendo de la radio. ‘‘‘Josh:’’’ Está bien. Oye, con respecto a la torta… ‘‘‘Tom:’’’ Oh, no, ¿volviste a comer de la torta? ‘‘‘Josh:’’’ Sí, y debo decirte que me encontré con un anillo. ‘‘‘Tom:’’’ Pues no puede ser mío… (Se toca la oreja) Oh, Dios… ¡Este no es mi día! ‘‘‘Josh:’’’ Bueno, creo que me voy a dar una vueltecita por el hospital.

[Escena: Josh pasea por los pasillos del hospital cuando pasa por una habitación y los ancianos que están ahí le llaman.]

Ancianos: ¡Enfermero! ‘‘‘Josh:’’’ Ah, ¿qué? Anciano: Tráigame una de esas frazadas, por favor. ‘‘‘Josh:’’’ Eh, bueno, pero yo no soy… Otro anciano: Déme agua, por favor… ‘‘‘Josh:’’’ Ah, sí, pero yo… (La enfermera en jefe pasa por la habitación y ve a Josh ayudando a los pacientes) ‘‘‘Enf. en jefe:’’’ ¡Oiga, enfermero! ¿Qué está haciendo sin su uniforme? ‘‘‘Josh:’’’ Oh, no, yo no… Enf. en jefe (interrumpiendo a Josh): ¡Venga conmigo! (La mujer toma a Josh del brazo y le obliga a seguirla)

[Escena: La habitación de Adam. Él y Lucy están viendo la televisión.]

‘‘‘Adam:’’’ Ahora, esto es increíble. Mira eso, el hombre está quemando el auto, pero la pintura no se corre gracias a la… ‘‘‘Lucy:’’’ ¡”Cera Mágica”! ‘‘‘Adam:’’’ Ajá. Y después dicen que la televisión no es educativa. (Lucy se sonríe por el comentario de Adam cuando de repente Josh ingresa a la habitación vestido de enfermero) ‘‘‘Adam:’’’ Señoras y señores, con Uds., Josh Thompson de los Village People. ‘‘‘Josh:’’’ ¡Esa bruja de la enfermera en jefe me cogió del brazo, me obligó a ponerme esta porquería y encima guardó mi ropa bajo llave! ¿Por qué esto me tiene que pasar a mí? ¿Por qué tuve que entrar en esa habitación? ¿Por qué… por qué ese láser no daña la pintura del auto? ‘‘‘Adam:’’’ ¡Es la Cera Mágica, Josh!

[Escena: La pequeña habitación. Jake y Linda están nuevamente reunidos con las enfermeras.]

Enfermera 1: ¿Y ahora qué van a hacer? ‘‘‘Jake:’’’ No lo sé. No quiero que la policía nos agarre. ‘‘‘Linda:’’’ Usted quédense tranquilas, ya pensaremos en algo. ‘‘‘Laura:’’’ Siento mucho que se hayan metido en problemas por culpa mía. ‘‘‘Linda:’’’ Oh, no hay problemas. Yo prácticamente me crié en las calles de Seattle. Enfermera 2: ¿Y tú, Jake? ‘‘‘Jake:’’’ Oh, yo también. Sólo que no era Seattle, sino Beverly Hills… Y no eran calles, sino la mansión de mis padres. (La enfermera en jefe abre repentinamente la puerta del cuarto) ‘‘‘Enf. en jefe:’’’ ¡Así que Uds. fueron quienes planearon todo eso en mi contra, eh! Todos: ¡Aah, corramos!

[Escena: El pasillo. Todos corren hacia la escalera mientras la enfermera en jefe les persigue.]

‘‘‘Enf. en jefe:’’’ ¡Vengan aquí! (Las enfermeras bajan por las escaleras) ‘‘‘Enf. en jefe:’’’ ¡No crean que se van a escapar de mí! (La mujer intenta bajar las escaleras pero se tropieza y Jake la agarra) ‘‘‘Jake:’’’ ¡Cuidado! ‘‘‘Enf. en jefe:’’’ ¿Qué hace, joven? Suélteme… Oh… Dios, es usted divino. ‘‘‘Jake:’’’ ¿Eh, qué? ‘‘‘Enf. en jefe:’’’ ¿Ud. también cree en el amor a primera vista? ‘‘‘Jake:’’’ ¡Linda! (Linda le saca las llaves del casillero a la mujer y baja por las escaleras) ‘‘‘Linda:’’’ ¡Te la encargo, Jake! ‘‘‘Jake:’’’ ¡Qué manera es esta de tratar a tu esposo! ‘‘‘Enf. en jefe:’’’ Ah, ¿ya está pensando en que nos casemos? ¡Es usted un bombón!

[Escena: El vestíbulo. Linda abre el casillero de la enfermera en jefe y recupera las cartas cuando Jake llega.]

‘‘‘Jake:’’’ ¡Oye, gracias por dejarme ahí con “Paraíso De Botox”! ‘‘‘Linda:’’’ Lo siento, pero tenía que aprovechar la oportunidad… Oye, ¿ésa no es la ropa de Josh? Policía: Ey, ¿Uds. aquí de nuevo? ‘‘‘Linda:’’’ ¡Corre!

[Escena: La habitación de Adam. El policía habla con Jake y Linda.]

Policía: Está vez los dejo en libertad, pero pobres de Uds. si les vuelvo a ver la cara. ‘‘‘Lucy:’’’ De verdad lo lamento mucho, oficial. Policía: ¡Más le vale! (El policía se retira de la habitación) ‘‘‘Lucy:’’’ Chicos, espero que quede claro lo que pienso cuándo les diga: ¡¿En qué estaban pensando?! ‘‘‘Linda:’’’ Lo que más lamento es que se me hayan caído las cartas de las enfermeras cuando estábamos en la terraza. (Tom entra a la habitación) ‘‘‘Tom:’’’ ¡Ya llegué! Hola, Adam, espero que te recuperes pronto, amigo. Hola, Jake, Linda. ‘‘‘Linda:’’’ ¡Déjanos en paz! ‘‘‘Tom:’’’ ¿Qué tiene el agua de este lugar? En fin, así que Uds. dos están de novios. ‘‘‘Lucy:’’’ ¡Ah, no puedo creer que Julia te haya dicho eso! ‘‘‘Tom:’’’ Julia no, Josh. ‘‘‘Lucy:’’’ ¡Josh! ‘‘‘Josh:’’’ Con permiso, tengo que atender unos pacientes. (Josh se retira de la habitación) ‘‘‘Tom:’’’ Oigan, no me lo van a creer, pero cuando llegué acá me pasó algo muy extraño. Resulta que estaba por entrar al hospital y de repente, del cielo me cae un paquete de cartas. Después, cuando entro, un montón de enfermeras viene hacia mí y cuando ven las cartas me abrazaron y me agradecieron. Qué raro, ¿verdad? ‘‘‘Linda:’’’ ¡Acaparador! ‘‘‘Tom:’’’ ¿Qué? ‘‘‘Linda:’’’ No lo puedo creer, nos distraemos un segundo y tú nos robas el trabajo. ‘‘‘Jake:’’’ ¡Adiós a mis 12 dólares la hora! ‘‘‘Linda:’’’ Sí, y pensar que casi nos arresta la policía para que al final tú te lleves todos los laureles. ‘‘‘Tom:’’’ ¿Pero qué…? ¿Qué pasó con la policía?... (Jake y Linda se van de la habitación sin dar explicaciones) ‘‘‘Tom:’’’ Dios mío… ¿Entonces Uds. dos no volvieron a ser novios? ‘‘‘Lucy:’’’ No, todo fue una confusión. Con permiso, voy al baño. Adam (a Tom): Sabes, todo este lío me hizo recordar lo malo que soy con las mujeres. Ya comencé a sentir celos de mi tío Martin… ya sabes, el de la lengua grande. ‘‘‘Tom:’’’ ¿No es el que tiene una esposa preciosísima? ‘‘‘Adam:’’’ ¡Ése es! (Jake entra a la habitación corriendo) ‘‘‘Jake:’’’ ¡Con permiso! ‘‘‘Tom:’’’ ¿Los laxantes? ‘‘‘Jake:’’’ ¡Sí! ‘‘‘Adam:’’’ Oye, pero Lucy está… (Jake abre la puerta del baño) ‘‘‘Lucy:’’’ ¡Aaahh! ‘‘‘Adam:’’’ …en el baño.

Las Diosas del Viento

[Escena: Apto. T&J. Julia y Lucy están conversando cuando Linda entra.]

‘‘‘Linda:’’’ Hola, chicas… ¡Oye, oye! ¿Leíste el libro? ‘‘‘Tom:’’’ ¡Ay, sí! Estaba maravilloso. ‘‘‘Lucy:’’’ ¿De qué libro hablan, chicas? ‘‘‘Tom:’’’ Oh, Lucy, tienes que leer este libro. Se llama “Sea dueña de su propio viento”. Habla de cómo las mujeres debemos liberarnos de las trabas de la sociedad y encontrar nuestro destino e identidad. ‘‘‘Linda:’’’ Sí, pero también hay viento… y los hombres nos lo quitan. ‘‘‘Lucy:’’’ ¿Ellos nos quitan el viento? ‘‘‘Linda:’’’ Sí, porque ellos son los Dioses del Trueno. ‘‘‘Lucy:’’’ Ah, eso suena interesante… es como “El Hobbit”. ‘‘‘Tom:’’’ No es nada como “El Hobbit”. (Josh entra al apto. con una bolsa de churros) ‘‘‘Josh:’’’ Hola, chicas. ¿Quieren un churro? ‘‘‘Linda:’’’ Ah, ahí está el típico Dios del Trueno. Es como si dijera: “Hola, ¿alguien quiere uno de mis buñuelos terrestres con forma fálica?”. ‘‘‘Josh:’’’ ¿Con quién has estado saliendo?

[Escena: Al otro día en el mismo apto. Julia y Lucy están hablando sobre el libro.]

‘‘‘Lucy:’’’ Ay, Julia, este libro es tan… ‘‘‘Tom:’’’ ¿Verdad que sí? ‘‘‘Lucy:’’’ Siento como si me hablara. Deberían haberlo llamado “Sé dueña de tu propio viento, Lucy”. ‘‘‘Tom:’’’ No hubiera sido un best seller, pero hubiera sido un bonito regalo para ti. (Linda entra al apto.) ‘‘‘Linda:’’’ ¡Hola, chicas! ‘‘‘Tom:’’’ Oye, Lucy, estábamos por seguir con el cuestionario del libro, ¿nos acompañas? ‘‘‘Linda:’’’ ¡Claro! (Linda saca el libro de su cartera se sienta y lee la pregunta 29) ‘‘‘Linda:’’’ Muy bien, pregunta 29: “¿Alguna vez dejó que un hombre robara su viento?”. Yo tendría que decir que no. ‘‘‘Tom:’’’ Y yo tendría que decir: “¡¿Qué?!”. ‘‘‘Linda:’’’ ¿Qué pasa? ‘‘‘Tom:’’’ ¿Acaso no te acuerdas del titiritero? ‘‘‘Lucy:’’’ Sí, lo dejaste mojar sus pies en tu Piscina de la Sabiduría. ‘‘‘Tom:’’’ ¡Y a su títere también! ‘‘‘Linda:’’’ Está bien, pero al menos yo no dejé entrar a un hombre en mi Bosque de la Verdad Sagrada en la primera cita. ‘‘‘Tom:’’’ ¿Quién? ‘‘‘Linda:’’’ ¡Paul! ‘‘‘Tom:’’’ ¡Ah! ‘‘‘Lucy:’’’ Muy bien, muy bien, basta. Continuemos con la pregunta 30… “¿Alguna vez traicionó a una Diosa con un Dios del Trueno? Muy bien, pregunta 31… ‘‘‘Tom:’’’ ¡Oye, oye, vuelve a la 30! ‘‘‘Lucy:’’’ Eh… no… no que yo recuerde. ‘‘‘Linda:’’’ ¡Ah! ‘‘‘Tom:’’’ Está bien, noveno año. Vamos, Lucy, tú sabías que Danny Orzhak me estaba mirando a mi. ‘‘‘Lucy:’’’ ¡Sólo porque tu trasero le tapaba la vista! ‘‘‘Tom:’’’ ¡Ah! Linda. Mírense a ustedes dos peleando… Oh, es tan triste… (Se dirige hacia la puerta) Parece que voy a tener que ir a la reunión de las Diosas yo sola. ‘‘‘Lucy:’’’ No cuando descubran que te acostaste con John Taylor una hora después de que rompió con Julia. ‘‘‘Tom:’’’ ¿Fue sólo una hora? ‘‘‘Linda:’’’ Tú eres una… vaciadora de piscinas. ‘‘‘Lucy:’’’ ¡Levantadora de hojas! ‘‘‘Tom:’’’ ¡Carroñera! Lucy (a Julia): ¡Trasero de mono! ‘‘‘Tom:’’’ ¡Ah, eso no está en el libro! ‘‘‘Lucy:’’’ ¡No, pero eso es lo que eres!

[Escena: El apartamento de Adam y Josh. Linda y Lucy están en silencio cuando Julia llega con unas porciones de pastel.]

‘‘‘Tom:’’’ Acá está sus pasteles. ‘‘‘Lucy:’’’ Nosotras no te pedimos pastel. ‘‘‘Tom:’’’ Ya lo sé… es de mi parte. Escuchen, chicas, ya es suficientemente malo que los hombres nos roben nuestro viento como para que nos lo robemos entre nosotras. (Lucy y Linda se levantan y se acercan a Julia) ‘‘‘Linda:’’’ ¡Las quiero, Diosas! ‘‘‘Tom:’’’ Oh… Muy bien, me voy a llevar estas tortas porque son el postre mío y de Tom.

Las cartas

[Escena: Apto. T&J. Julia está limpiando la cocina cuando Lucy llega con un paquete.]

‘‘‘Lucy:’’’ Hola, Julia. ‘‘‘Tom:’’’ Hola. ‘‘‘Lucy:’’’ Me encontré al cartero abajo, así que te traje la correspondencia. ‘‘‘Tom:’’’ Ah, muchas gracias. ‘‘‘Lucy:’’’ Dime, ¿qué es Supertech? ‘‘‘Tom:’’’ Ah… bueno, no me juzgues. Verás, yo nunca compro cosas por televisión, pero vi una cera indolora que… Lucy (interrumpiendo): ¡CERAZINE! ‘‘‘Tom:’’’ ¡Sí! ¿La conoces? ‘‘‘Lucy:’’’ ¿Bromeas? ¡Me muero por ser una Chica Cerazine! ‘‘‘Tom:’’’ ¡Yo también! ‘‘‘Lucy:’’’ ¿Cómo harán para que sea indolora? ‘‘‘Tom:’’’ Pues con las sustancias descubiertas recientemente en los bosques tropicales. ‘‘‘Lucy:’’’ ¡Tienen las mejores cosas ahí! ‘‘‘Tom:’’’ ¿Vamos a probarla? ‘‘‘Lucy:’’’ ¡Por supuesto! (Las chicas se dirigen hacia la habitación de Tom y Julia)

[Escena: La habitación. Julia y Lucy tienen las piernas cubiertas con cera y unas tiras de papel. Lucy lee el instructivo.]

‘‘‘Lucy:’’’ “Después de adherir las tiras a las zona a depilar, hálelas con un movimiento rápido e indoloro”. ‘‘‘Tom:’’’ ¡Muy bien! (Se quita de las tiras) ¡Aaaahh, ahh, ahh! ‘‘‘Lucy:’’’ ¡Por Dios! ¿Dolió tanto? ‘‘‘Tom:’’’ ¡Por supuesto que me dolió! Deberían llamarla: “Dolorzine, ahora con un poco de cera”. ‘‘‘Lucy:’’’ A las chicas del comercial no les dolió tanto. ‘‘‘Tom:’’’ Eso es porque los nervios se les durmieron por ser tan estúpidas… pero si no me crees, adelante, haz la prueba. ‘‘‘Lucy:’’’ Está bien… ¡Aah, ah, ah! ‘‘‘Tom:’’’ ¿Ahora no te alegra no haber empezado por la línea del bikini?

[Escena: La oficina de Jake. Él y Linda entran a ella.]

‘‘‘Jake:’’’ ¡Sorpresa! ‘‘‘Linda:’’’ ¡Dios mío! Cuando me dijiste lo del aumento no me esperaba que fuera tan grande… Mientras tus amigos están en un cubículo tú estás en un cubo. ‘‘‘Jake:’’’ Y aún hay más… (Jake jala la cortina y una vista de la ciudad se despliega ante los ojos de Linda) ‘‘‘Linda:’’’ ¡Oh, tienes una ventana! ‘‘‘Jake:’’’ ¿Lo ves? Linda. Oh, mira, ese tipo está orinando… ‘‘‘Jake:’’’ Ah, no mires eso… no mires eso… Ven aquí, hay una cosa más que quiero mostrarte. (Se sienta en su escritorio y presiona y mantiene presionado un botón en el intercomunicador) Helga, ¿podrías venir un momento, por favor? (Una mujer entra a la oficina con cara de disconformidad) ‘‘‘Jake:’’’ Gracias, Helga, eso es todo… Es la última vez, lo prometo. (Helga se va de la oficina) ‘‘‘Linda:’’’ No es muy sociable para ser una secretaria. ‘‘‘Jake:’’’ Lo sé, tiene cero personalidad. Helga (a través del intercomunicador): ¡Ujum! Jake (soltando el botón): ¡Kyyaa! ‘‘‘Linda:’’’ Oh… en fin, te traje un postre. (Linda le entrega un tapper) ‘‘‘Jake:’’’ ¿Qué es? ‘‘‘Linda:’’’ Gelatina de fresa. ‘‘‘Jake:’’’ Hmm… esto se ve tan… derretido. ‘‘‘Linda:’’’ Yo sabía que había una razón para no caminar por el sol. (Un hombre entra a la oficina) Hombre: Oh, vaya, qué cubo. ‘‘‘Jake:’’’ Hola… Sean, te presento a mi esposa Linda. Linda, Sean. (Linda se levanta de su asiento y le da la mano a Sean) ‘‘‘Linda:’’’ Mucho gusto. Sean: Lo mismo digo. ‘‘‘Jake:’’’ ¿Cómo te fue en tu viaje a Japón? Sean: Oh, bien, me encontré con una chica cuando estaba en Osaka. Ella se me acercó, me preguntó si podía acabar mi maní, yo entendí otra cosa, nos reímos mucho… ‘‘‘Jake:’’’ Bien… Eh, escucha, hazme un favor: hubo un problema con unos papeles en el 5º piso, parece que alguien se olvidó de… Sean, ¿me estás escuchando? Sean: Ah, eh… perdón, pero es que hace rato estaba pensando en mi mamá… ‘‘‘Jake:’’’ Lo que hagas en tu tiempo libre… Sean: No, no es eso… No, es que ella… ella está muy triste… ‘‘‘Jake:’’’ ¿Por qué, qué pasó? Sean: Bueno, verás, como tú sabes, mi padre murió hace muchos años en la Guerra de Vietnam, cuando yo sólo era un bebé… Ahora bien, resulta que mi mamá decidió mudarse conmigo, pero no quería irse de su antigua casa sin las cartas que mi papá le escribió mientras estaba en la guerra. Ella las escondió, pero por más que buscó, nunca pudo recordar dónde las había dejado. Después de mudarse conmigo, mamá volvió a su antigua casa varias veces para seguir buscando, sierre sin buenos resultados. Finalmente, la casa se alquiló y las personas que viven ahora no son la clase de gente que quieres como amigos. No sólo no la dejan entrar a la casa sino que ni siquiera atienden a la puerta. La verdad que yo quisiera ayudarla, pero no sé como entrar a la casa o quién pudiera ayudarme a recuperarlas. ‘‘‘Linda:’’’ ¡YO LAS TRAIGO! Sean: ¿Qué? ‘‘‘Jake:’’’ ¿QUÉ?... ‘‘‘Linda:’’’ Que yo voy a ir a esa casa y voy a traer esas cartas para ti, Sean. ‘‘‘Jake:’’’ Eh, Linda, ¿puedo hablar contigo un momento? (Linda y Jake salen de la oficina) ‘‘‘Jake:’’’ Linda, ¿qué estás haciendo? ‘‘‘Linda:’’’ Ayudar a un pobre hombre y a su madre a recuperar lo que les corresponde. Además, ¿qué podría pasar? ‘‘‘Jake:’’’ Cuatro palabras: “Allanamiento de morada… amiga”. ‘‘‘Linda:’’’ Por favor, es por una causa justa. Además… si tú me ayudas yo tal vez podría complacerte con esas cosas que te gustan, y me refiero a cosas obscenas. ‘‘‘Jake:’’’ Ah… Está bien, todo por un amigo… Pero por curiosidad… ¿Qué tan obscena puedes llegar a ser? ‘‘‘Linda:’’’ Oh, Jake… (Los dos vuelven a la oficina) ‘‘‘Jake:’’’ Bueno, Sean, Linda y yo estuvimos discutiendo y hemos decidido que de alguna forma entraremos a esa casa y encontraremos esas cartas para tu mamá. Sean: ¡¿En serio?! ¡Por Dios, de veras se lo agradezco mucho! ‘‘‘Linda:’’’ De nada, y te prometemos que daremos lo mejor de nosotros. (Tomando a Jake de la mano) ¡Bueno, vámonos, Jake, tenemos una misión que cumplir! (Linda lleva rápidamente a Jake fuera de la oficina) ‘‘‘Jake:’’’ ¡Espera, aún estamos en horas de oficina! Sean: ¡Oigan, pero si no les dije aún dónde queda la casa! (Se va tras ellos)

[Escena: Apto. T&J. Lucy y Julia están aún con la cera y las tiras en sus piernas.]

‘‘‘Tom:’’’ Bueno, esto es lo que vamos a hacer: yo te quito tus tiras y tú me quitas las mías. ‘‘‘Lucy:’’’ ¿Y qué tal si tú te quitas las tuyas y yo me espero que las mías se salgan solas? ‘‘‘Tom:’’’ Vamos, Lucy, terminemos con esto de una vez. ‘‘‘Lucy:’’’ Está bien… (Las dos empiezan a jalar las tiras de la otra) Lucy y ‘‘‘Linda:’’’ ¡Ah! ¡Ah, ah! ¡Aaaahh! (Adam y Josh entran rápidamente a la habitación) Adam y ‘‘‘Josh:’’’ ¡¿Qué pasa, qué pasa?! ‘‘‘Tom:’’’ Nada, nos estábamos depilando. ‘‘‘Josh:’’’ Yo más bien diría que se estaban arrancando las piernas. ‘‘‘Lucy:’’’ Ahora se burlan, pero este es un dolor que ningún hombre experimentó jamás. ‘‘‘Adam:’’’ Eso lo dices porque a ti no te golpearon en un lugar en donde Dios quiso que te trataran con cuidado. ‘‘‘Josh:’’’ Ya sé lo que pasa, Adam. Verás, el umbral de dolor de las mujeres es menor que el de los hombres. Es decir, es sólo un poco de cera. ‘‘‘Lucy:’’’ ¿Ah, sí? (Lucy le pone un poco de cera y una tira al brazo de Josh) ‘‘‘Adam:’’’ Oh, qué madurez. ‘‘‘Josh:’’’ Ja… ¿Y ahora qué, me la arranco? ‘‘‘Lucy:’’’ Ajá. ‘‘‘Tom:’’’ Así es. ‘‘‘Josh:’’’ De acuerdo… (Se quita la tira de un jalón) ¡Umm!... (Mira a Adam) ¡Uumm! ‘‘‘Adam:’’’ Tranquilo, hombre de lata.

[Escena: Jake y Linda se encuentran en frente de la casa intentando entrar.]

‘‘‘Jake:’’’ Te lo digo, Linda, no te van a abrir. ‘‘‘Linda:’’’ Bueno, sí, ¿pero adivina qué? ‘‘‘Jake:’’’ Eh… ¿El quinto dentista claudicó y ahora todos recomiendan Trident? ‘‘‘Linda:’’’ Ah… Descubrí que esa ventana está a medio abrir. Si lograra llegar hasta ahí, entraría y después te tiraría ese tendero y tu podrías subir también. ‘‘‘Jake:’’’ Está un poco alto, ¿cómo vas a subir? ‘‘‘Linda:’’’ Me pareció que estaba implícito que me voy a subir en tus hombros. ‘‘‘Jake:’’’ Oh… Está bien, súbete… (Los dos se aproximan a la pared, Linda se sube a los hombros de Jake y trata de abrir la ventana) ‘‘‘Jake:’’’ ¿Ya está? ‘‘‘Linda:’’’ Sí, ahí voy… (Se tira hacia dentro de la casa) Hmm, vaya, mira cuántas bolsas de dinero, ¿será que la gente que vive aquí es rica o algo así? ‘‘‘Jake:’’’ No me importa, sólo aviéntame la cuerda para poder subir. ‘‘‘Linda:’’’ Está bien. (Linda toma el tendedero y se lo avienta a Jake) ‘‘‘Jake:’’’ Bien, aquí voy, sostenla fuerte… (Jake toma la cuerda y empieza a subir por ella) ‘‘‘Linda:’’’ Por Dios, Jake, ¿cuánto pesas? ‘‘‘Jake:’’’ Prefiero no contestar, engordé mucho en Navidad… Hmm, vaya, me siento como el Hombre Araña. (Jake se avienta por la ventana) ‘‘‘Jake:’’’ Vaya… Sí, es verdad muchas bolsas con lo que parece ser dinero… Vamos a ver qué tienen… (Jake y Linda se dirigen hacia las bolsas cuando dos hombres abren la puerta de la habitación violentamente) Hombres: ¡Ajá! Jake y ‘‘‘Linda:’’’ ¡Ah! ‘‘‘Linda:’’’ ¿Quiénes son ustedes? Hombre 1: Nosotros tendríamos que preguntar lo mismo. Hombre 2: Así que finalmente los polis nos encontraron. ‘‘‘Jake:’’’ ¿Ah? Hombre 2: No se hagan, sabemos que Uds. intentaban capturarnos, y quién sabe si hasta quedarse con el dinero que robamos del banco. ‘‘‘Jake:’’’ ¡Ah… Por Dios, Uds. fueron los que asaltaron el Banco Silver Crown! Hombre 1: Sí, señor… ¿Y saben lo que nosotros le hacemos a polis tan malos como ustedes? ‘‘‘Linda:’’’ Eeh… ¿Les dan una palmadita y los mandan a casa sanos y salvos?

[Escena: La habitación de Tom y Julia. Lucy está sentada en la cama cuando Julia entra.]

‘‘‘Tom:’’’ Bueno, es definitivo, no me van a devolver el dinero. ‘‘‘Lucy:’’’ ¿Por qué? ‘‘‘Tom:’’’ Bueno, porque cuando le hablé al operador sobre el Cerazine, él me dijo: “¡Ja, ja, caíste!”. ‘‘‘Lucy:’’’ Ooh…

[Escena: Jake y Linda están atados a una silla en otra habitación de la casa.]

‘‘‘Jake:’’’ ¡Les digo que no somos policías! Hombre 1: ¡Silencio! No nos hagan ponerles cinta en la boca. (Al otro hombre) Ven, tengo algo que decirte. (Los dos hombres se alejan un poco de Jake y Linda) ‘‘‘Linda:’’’ ¿Qué hacemos? ‘‘‘Jake:’’’ Por Dios, aquí se termina todo… Nuestra vida llega aquí a su fin. ‘‘‘Linda:’’’ ¡No digas eso! Tal vez haya algo aquí que podría… Ah, mira, Jake… ‘‘‘Jake:’’’ ¿Qué? ‘‘‘Linda:’’’ Atrás nuestro hay una de esas estufas a leña… ‘‘‘Jake:’’’ Ah, menos mal, yo pensaba que me había ganado… ‘‘‘Linda:’’’ Escúchame… Creo que si pudiera abrir la puertecita que tiene podría quemar las cuerdas y después desatarte a ti. ‘‘‘Jake:’’’ Bueno, ¿y qué esperas? ‘‘‘Linda:’’’ Está bien, está bien… Vigila que los tipos no volteen. ‘‘‘Jake:’’’ Sí. Linda (acercándose a la estufa): Caliente… caliente… ¡muy caliente! ‘‘‘Jake:’’’ Shhh…

[Escena: Los ladrones discuten entre ellos en otra parte de la habitación.]

Hombre 1: Está claro que saben demasiado y no los podemos dejar ir… Hombre 2: Pero no quiero tener una muerte en mi conciencia… nuevamente. Hombre 1: No me importa, está decidido. (Saca una pistola) Hombre 2: Oye, no, espera, no los mates, al menos ahora… Hombre 1: No seas tonto, yo no los voy a matar. Hombre 2: ¿Entonces? Hombre 1: Los vas a matar tú, que es diferente. Hombre 2: ¿YO? Hombre 1: ¡Sí, TÚ! Hombre 2: Por eso digo que yo… Aunque va a ser un poco difícil… Hombre 1: ¿Por qué? Hombre 2: Porque ya se fueron. Hombre 1: ¿Cómo que ya…? ¡Ey, sí, tras ellos!

[Escena: Los hombres entran corriendo al pasillo de la casa.]

Hombre 1: ¿Adónde se habrán ido? Hombre 2: ¡Se deben haber ido a esa habitación porque tiene un balcón desde el que pueden saltar! Hombre 1: Bien, vamos…

[Escena: Los ladrones entran a una habitación con una ventana dando a un balcón, un guardarropa y una mesa con una silla.]

Hombre 1: Oye, aquí no están. Hombre 2: Qué extraño, ¿adónde se habrán metido? (Jake y Linda salen repentinamente el guardarropa y golpean a los hombres) Jake y ‘‘‘Linda:’’’ ¡AQUÍ! (Los ladrones son empujados por Linda y Jake y caen contra la mesa, terminando inconscientes en el suelo) ‘‘‘Linda:’’’ ¡Le dimos un merecido a estos tipos! ‘‘‘Jake:’’’ ¡Sí, somos lo máximo!... Bueno, ahora volvamos al tema de las cartas. ‘‘‘Linda:’’’ Sí, tienes razón… Je, ¿a quién se le ocurriría guardar una pala en una guardarropa? ‘‘‘Jake:’’’ ¿Una pala en el…? Oye, Linda… Este piso es de tierra. ¿No sería remotamente posible que la madre de Sean haya ocultado las cartas en el suelo? ‘‘‘Linda:’’’ Oh… ¿Esta no es una de esas situaciones de “vamos a cavar para averiguarlo”, verdad? ‘‘‘Jake:’’’ Pues me temo que sí… ‘‘‘Linda:’’’ Está bien… (Le alcanza la pala a Jake) Aquí tienes… ‘‘‘Jake:’’’ Bueno, bueno, ¿qué pasó, qué pasó, vamos, ay? ‘‘‘Linda:’’’ ¿Qué? ‘‘‘Jake:’’’ ¿Cómo que qué? Se supones que tú debes cavar. ¿O no recuerdas que tú me metiste en este lío? ‘‘‘Linda:’’’ ¿YO? ‘‘‘Jake:’’’ ¡Sí, TÚ! ¡Tú fuiste la que te ofreciste a ayudar a Sean, tú fuiste la que se quiso meter por la ventana y tú fuiste la que sugeriste meternos a ese ropero que tiene olor a lo que sólo puedo suponer son heces de gato! ‘‘‘Linda:’’’ Bueno, si lo pones de esa forma…

[Escena: Unos minutos más tarde. Linda sigue cavando mientras vigila a los ladrones que están tirados en el pasillo.]

Hombre 1: Ay… ‘‘‘Jake:’’’ ¡Oh, por Dios! ¡Linda, los ladrones están volviendo! ‘‘‘Linda:’’’ ¡Trae una cubeta! ‘‘‘Jake:’’’ ¡Que están volviendo en sí! ‘‘‘Linda:’’’ ¡Ah! (Linda va hacia los ladrones y les pega en la cabeza con la pala) Hombre 2: ¿La mujer de quién? ‘‘‘Linda:’’’ Listo. Pero sigue cavando tú, ¿no? ‘‘‘Jake:’’’ Está bien. Dame la pala. (Linda le da la pala a Jake y él se dirige a donde están cavando) ‘‘‘Jake:’’’ Bueno… Hmm… Ey, Linda, encontré algo duro… ‘‘‘Linda:’’’ A ver… (Jake cava más rápido y se revela una caja de metal) ‘‘‘Jake:’’’ Ah… ¿Crees que sean las cartas? ‘‘‘Linda:’’’ Bueno, vamos a averiguarlo… (Linda toma la caja y la abre) Linda (leyendo una de las cartas de la caja): “Cariño mío, te extraño mucho. Espero que esta guerra termine pronto y me reencuentre contigo. Quiero que sepas que te amo y que siempre te amaré. Y si llego a morir, quiero que sigas adelante por nuestro hijo. Con amor… Petronilo Perrís”… ¡Vaya, éstas son! ¡Encontramos las cartas! ‘‘‘Jake:’’’ No lo puedo creer… La verdad que ahora me siento aún más como el Hombre Araña…

[Escena: La casa de Jake. Su madre está leyendo cuando Sean entra con la caja de las cartas.]

Sean (cerrando la puerta): ¡Mamá! ¡Adivina que tengo aquí! Mujer: ¿Qué? Sean: ¡Tus cartas! (Sean le entrega las cartas a su mamá, quien se queda muy sorprendida) Mujer: Oh, por Dios, es verdad… Sí, están todas aquí. Jake y Linda son los mejores. Sean: ¿Verdad que sí? Mujer: Tengo que agradecerles. ¿Cuál es su número de teléfono? Sean: Está en la agenda. (La mamá de Sean se dirige hacia el teléfono, revisa la agenda que está en una mesita y empieza a marcar)

[Escena: La casa de Jake y Linda. Josh le entrega una caja con herramientas a Jake.]

‘‘‘Jake:’’’ Gracias por habérmelas traído. Esa ducha nos estaba volviendo locos a mí y a Linda. ‘‘‘Josh:’’’ Oh, no hay problema. ‘‘‘Jake:’’’ Bueno, voy a tratar de arreglarla. Siéntete como en tu casa. ‘‘‘Josh:’’’ Gracias. ‘‘‘Jake:’’’ ¡Pero no te vayas a quitar los pantalones, eh! ‘‘‘Josh:’’’ ¿No era que me podía sentir como en mi casa? (Jake va al baño y Josh se sienta en el sofá de la sala cuando el teléfono empieza a sonar) Jake (desde el baño): ¿Podrías atender eso por mí, Josh? Josh (levantándose): Claro… (Tomando el teléfono) ¿Aló?

[Escena: La casa de Sean. La madre de él está hablando por teléfono.]

Mujer: Ah, hola, Jake. Escucha, quiero agradecerles a Linda y a ti por todo lo que han hecho por mí, estoy segura que Uds. se sacrificaron mucho para regresarme las cartas que me escribió mi esposo, así que si hay algo que pudiera hacer por Uds… Sí, claro, puedo llevar algunos sándwiches.

Also on Fandom

Random wikia